viernes, 11 de octubre de 2013

Experiencia Viajera "Shhh... Cabaret": ¡Aterriza como puedas Vaquerizo... pero hazlo en Las Vegas!

"Resacón en las Vegas", "Plan en las Vegas", "Viva las Vegas"... son muchas las películas y canciones ambientadas o inspiradas en la, con permiso de Nueva York y, por qué no, Madrid, ciudad que nunca duerme. Quizá sea por sus coloridas tragaperras, su embriagadora ruleta, las exageradamente detalladas recreaciones de cada hotel del Strip (calle principal), su enclave único en el desierto o los desacelerados consumo y fiesta culminados en rincones de piscinas o, mejor aún, continuados en las poolparty. Definitivamente y bebiendo de nuevo del celuloide, "Algo pasa en Las Vegas" y creo que sobran más razones para ir allí. Pero ¿y si te dijera, parafraseando a los norteamericanos, que el placer no está en el destino sino en el camino? 
¿De verdad existe un trayecto directo Madrid - Las Vegas con desenfreno y juerga ya en el avión, con "comandantes" de lujo escogidos entre los mejores showman de nuestro país y un sinfín de selectas actividades desde la primera hora en Barajas hasta la última de regreso de la ciudad del pecado? El próximo verano la respuesta será un sí rotundo y mayúsculo, gracias a la idea quizá soñada por muchos pero sólo llevada a cabo por un comprometido promotor que nos brinda una de esas experiencias inolvidables. Luis Álvarez se llama el padre y la criatura  "Shhh... Cabaret", así que tú ver, oír, callar pero sobre todo PECAR. 



No es un viaje organizado, ni un espectáculo, y sin duda tampoco un simple vuelo. las Vegas Airlines reúne los aspectos soñados por todo viajero potencial o real a la ciudad con más movimiento de todo el estado de Nevada en un pack que combina vuelo amenizado por famosos, alojamiento de lujo, uso y disfrute del destino y un sinfín de actividades y sorpresas..¡incluso ser partícipe de un Reality Show!

Cómo se fabrica un sueño
"Santiago Segura me comentó algo increíble... Poco necesité para empeñarme en hacerlo creíble". Dice Luis Álvarez, promotor de espectáculos y creador de las Vegas Airlines. Un servidor aprendió en la facultad que una idea no vale nada sin su correspondiente desarrollo, y ahí es donde entra Luis. "En uno de mis viajes de trabajo al otro lado del charco me quedé sin batería en el portátil. Entre escalas y duración del trayecto, fueron once horas insufribles". Sólo otro viajero podría entender tanto a los que compartimos esa pasión. "Pensé en cómo podría contratar un viaje privado sin largas esperas de aduanas, personalizado y ameno sin el consiguiente requisito económico y di rápido con la respuesta: compartiendo gasto y, de paso, experiencia".


Así nació "Shhh... Cabaret", con el esfuerzo de muchos y para el goce de todos, como aplaude el promotor. Si te parece que exagero, presta atención a lo que incluye la experiencia: desde primera hora tu llegada al aeropuerto habrá venido precedida por meses de continuo flujo de comunicación por parte de la organización a fin de que planifiques tu estancia, sorpresas intermedias, promociones como el pase anual gratuito a las obras del teatro Calderón (sí, has oido bien, un año del mejor teatro y por la cara), cena obsequio en Hard Rock café, etc. 

Placer en destino... y camino
Lo anterior no será sino un calentamiento, un aperitivo del carácter especial y exclusivo del viaje, con control de acceso privado y sin colas en origen y destino. Redescubrirás el viajar en avión; hayas cogido muchos, pocos o ninguno, jamás has visto uno como éste. "El entretenimiento a bordo ha exprimido los límites legales para maximizar la oferta ociosa en el aire y siempre respetuosos con la seguridad. Sólo puedo avanzar que entre cabaret, música y sorpresas será espectacular". 
¿Volverán todos de Las Vegas? ¡Piérdete con tu capitán en la noche de Las Vegas!

Sobran las promesas y hablan los datos, pues los maestros de ceremonias, un capitán por cada uno de los cinco vuelos programados, vaticinan una inédita diversión aérea: "Corbacho, Mota ,Wyoming, Segura y Vaquerizo" cinco formas diferentes de divertir, cinco enfoques de una experiencia compartida. Si no te va mucho el bailoteo o famoseo, no te preocupes ¡oh, mi clásico amigo!, pues entre los tres actos previstos en el programa a bordo habrá descansos para los que añoran la antigua usanza. Eso sí, allá tú el ser un privilegiado consumidor de tal experiencia y desaprovecharla en siestas -hablamos del dormir por capricho, no de la reparadora después de dos horas bailoteando y de juerga en el avión-.

El viaje no sólo será fiesta y desfase pero, créenos,
merece la pena un paréntesis así.
Las Vegas a la carta
Justo cuando estrechabas lazos con Alaska y Mario o asistías a una imitación de Mota de la vieja del visillo, termina el vuelo. Los "ohhhh" no serán entonces de lamento, sino de asombro con tintes de alegría contenida: es ahora cuando todo comienza, pues durante la próxima semana ¡ESTARÁS EN LAS VEGAS¡ Y con la mejor compañía no sólo por tu showman (al que por cierto podrás escoger al contratar el paquete) sino por los compañeros de viaje con los que ya habrás hecho migas en el avión. Digamos que se trata de un fin de curso escolar pero de adultos y en una ciudad preparada para ello, con un Strip (calle más importante y columna vertebral de Las Vegas) que articula el entretenimiento y la diversión, sin mencionar la parte del desenfreno y el vicio. Una vez más, Luis no puede ocultar que más que turista con piel de empresario es un viajero de pro: "la libertad es la cualidad más importante del que viaja. Por ejemplo, el hotel escogido es el único cinco estrellas que no tiene casino. De esta forma, el usuario podrá elegir la algarabía y jolgorio de las Vegas pero no le vendrá impuesto, garantizando su descanso". Quienes hemos tenido la fortuna de haber estado allí encontramos en este discurso uno de los mayores aciertos del viaje. 
Disfrutarás de las espectaculares recreaciones de los hoteles. Echa un vistazo al 'París'.
No hay que olvidar que aquí lo más importante ocurrirá cuando no se duerme, y también aquí la libertad de elección será parcial o total: "espectáculos programados como el "Circo del Sol" dispondrán de varias sesiones para ajustarnos a cada necesidad, al igual que la visita al Gran Cañón, única fija en fecha, que posee como alternativas el realizarla por tierra o en helicóptero. El resto de actividades y sorpresas preparadas, un buen número de ellas también incluidas, serán bajo criterio del usuario". Ojo al libre albedrío en las Vegas, os dirían los prudentes y racionales... en otiuMMadrid no nos caracterizamos por ello así que qué demonios, para un vez que visitas la ciudad del pecado, haz lo que te plazca pues por delante tienes casinos, strippers, poolparty (fiestas diurnas en las piscinas, imprescindible al menos una), galerías de tiro, nightclubs, espectáculos musicales, veladas de boxeo...un laberinto de tentaciones en el que, si te pierdes, aún tienes a "Mamá Organización" velando por ti. "Siempre habrá un equipo de apoyo en tierra para lo que necesiten, pregunta, urgencia, todo", tranquiliza Luis.


Experiencia única, trabajo de todos
Sería una falta de diligencia el dejar pasar, ante la insistencia del propio Luis, la mención destacada no sólo a ese trabajo final del equipo de campo sino el colectivo pues, asegura, "ha sido alucinante la rigurosidad y profesionalidad de Air Europa en todo, además de las ganas que han puesto para llevar a cabo una idea nunca antes vista en su compañía".
La Presa Hoover está a medio camino del Gran Cañón.

De igual forma, su experiencia ha propiciado la "colaboración incondicional y notable" de la alcaldesa de Las Vegas, Carolyn Goodman, cuya buena relación se ha traducido en una disposición absoluta de los servicios municipales y colaboración de las empresas privadas que regentan los hoteles para conseguir acceso libre a "las mejores poolparty, los espectáculos más destacados y, en definitiva, la esencia de la nightlife más importante de Estados Unidos".

Claro que, todo sea dicho, nadie regala nada; Goodman ve en la propuesta de Luis Álvarez un escaparate ideal para ofrecer su ciudad a la comunidad extranjera, europea y española pues si alrededor de los 40 millones de personas que visitan anualmente Las Vegas sólo un 16 por ciento es población foránea, unas  cifras que el gobierno municipal quiere incrementar potenciando ideas como ésta.

Lo que pasa en Las Vegas... lo ve todo el mundo
La puntilla a la experiencia la pondrá un completo equipo de cámaras y realizadores que acompañarán a tripulación, "capitanes" (maestros de ceremonia) y resto de viajeros durante toda su aventura, induciendo situaciones aún más divertidas, algunas incluso surrealistas, con el único fin de elevar la experiencia a la máxima expresión. El resultado será un reality de entre 60 y 90 minutos que a los demás nos servirá para ponernos los dientes largos y a los protagonistas para eternizar el recuerdo de su conquista norteamericana.

Ya sólo el Gran Cañón y sus inolvidables estampas hacen que el viaje valga la pena.
2.500 euros el paquete básico y 4.000 el deluxe cuesta una de las experiencias más ricas de nuestras vidas. Mucho si nos centramos en la cifra, ajustado si comenzamos a echar cuentas y tremendamente económico si cumple con cada una de las expectativas que está creando. En España no somos tontos en esto de los viajes y, el hecho de que en el primer mes cerrasen 104 plazas vendidas y 300 reservas da cuenta de las ganas que había y hay por ofertas con valor añadido como Shhh... Cabaret y, de paso, tira todo argumento de los expertos turísticos consultados por Luis que "aseguraban que una venta anticipada de tal magnitud era una locura".

Los espectáculos del 'Circo del Sol' son
aún más espectaculares en Las Vegas.
También era una locura pensar en un vuelo sin escalas Madrid - Las Vegas (Luis Álvarez nos aseguró que intentarán convertirla en una línea regular y real que opere, al menos, una vez al mes dicho trayecto), con famosos showman como compañeros y padrinos de viaje y una semana a cuerpo de rey en la ciudad del pecado hasta que llegó un hombre, que se tilda así mismo "hombre de sueños" para poner cordura en la locura, hacer realidad el sueño.



Shhh... Cabaret promete romper con toda regla, primero porque pide secretismo en su nombre a una aventura que estaremos deseando contar a nuestro regreso y segundo y más importante, porque corrige aquello de "Lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas" con la moraleja más bella de todo viaje: lo que encontramos en nuestro destino siempre regresa con nosotros, y con nosotros se irá cuando nos vayamos. Mientras... ¡¡¡¡a pecaaaaar!!!!

otiuMMaximus


 - Wyoming, Corbacho, Vaquerizo (con su inseparable Alaska, claro), Mota y Segura. Menudos padrinos de viaje.
- Trato exclusivo desde el primer minuto y atención personalizada, pero otorgando ciertas libertades. Odiamos los viajes organizados al milímetro y con borregos en lugar de viajeros.
- ¡Las Vegas! ¿De verdad hacen falta más razones? ¡Nosotros nos apuntamos!

otiuMMenester


- ¿Dónde? Las Vegas Airlines (diversión a bordo) y Las Vegas. Consulta www.shhhcabaret.com
-¿Cuándo? Fechas estimadas de los cinco vuelos (día de salida desde Madrid):  23 y 30 de julio, 6, 13 y 20 de agosto de 2014.
-¿Cómo? En la página web encontrarás toda la información para contratarlo. Del resto se encargan ellos desde el minuto 1. Echa un vistazo a su blog y toda la información para abrir boca.
-¿Cuánto? 2.500 euros paquete básico (incluye, como mínimo, un año gratis de acceso a la programación del Teatro Calderón) y 4.000 euros el paquete deluxe (vuelo en business y alojamiento en suite).



Jesús Clemente Rubio