lunes, 15 de julio de 2013

Pecado Capital: 'Seven' da más hambre que miedo


Los siete pecados capitales cambian la gran pantalla por la mesa, el celuloide por la carta, a Pitt y Freeman por comensales dispuestos a entregarse a cada uno de los placeres prohibidos, con especial guiño a la gula. Cae en la tentación de uno de los restaurantes más atractivos de la calle Conde Duque, elige tu "Pecado Capital" favorito...y engúllelo.



Seamos o no religiosos, la historia de la manzana prohibida y la seductora serpiente no se le escapa a nadie. Tampoco la que el guaperas de Pitt protagonizó en el cine y que hablaba de otro tipo de tabúes: los vicios capitales del cristianismo. Todos ellos conducen al mismo y sugerente verbo: pecar. Bebiendo del genial título de la no tan buena película de Antonio del Real, "Desde que amanece apetece", podemos asegurar que basta despertarnos para comenzar a pecar. Pecamos todos los días, varias veces y no sólo no nos sentimos mal, sino que disfrutamos. Porque hay que reconocer que nos gusta ser malos. Y más si nuestra maldad nos reporta, como el caso que nos ocupa, tal satisfacción gastronómica.

Echa un vistazo a los pecados.
El restaurante también tiene sus pecados: reducidas dimensiones (por lo que conviene reservar), un aire acondicionado que no termina de arrancar (aunque nos aseguran que pronto será un problema del pasado) y una carta asequible aunque no baja de las dos cifras en ninguno de sus platos (salvo los 9,95 de la hamburguesa estándar). Tres peros compensados por la íntima atmósfera que propicia el espacio recogido, la calidad y cantidad de sus raciones y la capacidad de personalizar y casi ponerle nombre a dicha hamburguesa.

La decoración es limpia, sin grandes alardes ni ornamentaciones pero con guiños constantes a los pecados capitales y sus acepciones. Es divertido leer y tratar de esbozar durante la cena en qué consiste cada pecado y cuáles cometemos nosotros o nuestros acompañantes. 

La decoración se basa en los vinilos
y referencias a los pecados capitales.
Centrándonos en lo importante, la comida, variopintos manjares llenan la carta con ensaladas de rulo de cabra, carpaccio o un excelente rissotto de boletus con queso grana padano como ejemplo de entrantes y desde carrillada de ibérico y magret de pato hasta merluza en los principales. Además del arroz que, insisto, para ser un entrante era un plato enorme y más que delicioso, optamos también por la hamburguesa personalizada. Poco hecha, su punto mínimo, medio o máximo o muy hecha son las opciones que se nos ofrecen en una tarjeta que permite elegir además la salsa (simbolizada por cada uno de los pecados, desde curry hasta barbacoa con toque de bourbon), el tipo de pan y los extras. 

De esta forma, ya que pecas, lo haces configurando a tu gusto la tentación. Cabe mencionar, a la hora de degustar, que un servidor se abstuvo de salsas y acompañantes en el primer bocado para percibir el sabor y jugo real de la carne y...sabrosa se queda corto.

Observa cómo sirven la hamburguesa: lo más importante es la carne.
Cuando termines de babear, hazlo con el rissotto del fondo.
Ya lo hemos dicho, los precios parten de 12 euros por plato, lo cual siendo honestos termina cosechando una notable relación calidad precio, más teniendo en cuenta que el pan no se cobra (a diferencia de la creciente hornada de restaurantes que lo hacen) y el coste de la bebida no es abusivo (copa de vino blanco, 2,20 euros y refresco 2 euros). Por tanto, si vas adrede por la zona o bien andas por ella con motivo, por ejemplo, de alguno de los eventos de los Veranos de la Villa, basta que cruces la carretera y te adentres en uno de los locales más de moda de la capital del pecado.

otiuMMaximus

- Cualquiera de los pecados (salsas) de las hamburguesas.
- Entrantes más que generosos.
- Coqueto y reservado.

otiuMMenester

-¿Dónde? Calle Conde Duque, 30. 28015, Madrid. 91 182 30 16. www.pecado-capital.es
-¿Cuándo? De X a D de 13:30 a 16 horas y de 20:30 a 23:30 (V y S hasta las 00:30). En fines de semana es aconsejable llamar para reservar.
-¿Cómo? Está por ver aún por un servidor el plantarse en la misma calle y no encontrar aparcamiento. Si no, prueba en las colindantes (c/Limón, Santa Cruz de Marcenado, etc)
-¿Cuánto? Bebidas desde 2 euros, entrantes y principales desde 12 euros salvo las hamburguesas, que parten de 9,95 euros. Echa un vistazo a portales como Groupon porque quizá des con una buena promoción. En la web también cuelgan cupones descuento.

Jesús Clemente Rubio