martes, 25 de junio de 2013

Las ventajas de ser un marginado: Un aplauso a la heroicidad del adolescente


Son muchas las tribus urbanas en las que se organiza cualquier clase de instituto o universidad. Desde los pijos con potentes deportivos cortesía de sus adinerados padres hasta los góticos, pasando por los grunge a lo Kurt Cobain y el clásico empollón. Pero ni siquiera este último consigue un nivel de aislamiento tan acentuado como una minoría que, más que pasar desapercibida, es apartada adrede y repudiada por el resto. Por fin llega una película que explora su mundo y nos enseña las ventajas de ser un marginado.

Algunos de los miembros de la pandilla. Peculiar
desde el primer fotograma.

Que el argumento sea tan indie como simple bien podría resultar un lastre difícil de soltar para la película, pero de ello se encarga ya en los primeros minutos. Porque una serie de cartas escritas por el excluido social Charlie (Logan Lerman) a un remitente desconocido nos plantea el primer interrogante sobre su posible identidad, al tiempo que se adentra en las principales facetas de la vida, en general, con su inicio en la adolescencia en particular (sexo, drogas, amistad, amor). Stephen Chbosky logra revisar tan agitada etapa de la vida desde el enfoque más objetivo que puede existir: el del marginado, el de aquél que todo lo observa y apenas participa en nada. Lo mejor de todo es que se nos encenderá la bombilla de la nostalgia hasta tal punto que nos preguntaremos o mejor aún nos percataremos de que, en algún momento de nuestras vidas, todos hemos sido un poco marginados.

El duelo interpretativo con Emma Watson
resulta en un excelente cóctel de amistad y amor.
La cuestión es si hemos sabido beneficiarnos de sus ventajas. Como hacen los hermanastros interpretados por Emma Watson y Ezra Miller, que enseguida ven en Charlie uno de los suyos y se empeñan en desarrollar su potencial como persona. No necesitan que sea la estrella del equipo de fútbol ni un destacado miembro de su clase... ellos, como marginados que son, logran ver más allá de las etiquetas de instituto el interior de Charlie. Y les gusta. Y a nosotros. Porque, insistimos, sólo una película independiente podría asomarse a una edad que da tanto de sí sin las ataduras y pretensiones espectaculares de los grandes estudios, al desnudo, como la vida misma...con su tragedia sin final feliz, su comedia libre de miedos por que ésta acabe, su desarrollo sin los manidos clichés adolescentes.

Logan Lerman borda al clásico marginado. En cada gesto y palabra te vendrá
a la cabeza el excluido de tu clase.
¿Por qué vive atormentado Charlie? ¿Son las cartas el principio de su enorme potencial como escritor? ¿A quién van dirigidas? Interrogantes que van desapareciendo no a medida que se van desvelando, sino más bien mientras la película avanza y la trama nos sorprende y engancha con nuevos elementos que nos resultan emocionalmente familiares. Que nos remontan a aquella época en la que todos, por un día o incluso unos pocos minutos, sentimos estar justo dónde y con quién queríamos estar. Y eso es más de lo que muchos pueden decir el resto de sus vidas. "Las ventajas de ser un marginado" es, pues, una oda a la infancia y un aplauso a los héroes adolescentes. Aquella etapa en la que nada era tan importante como para desviarte de todo lo bueno que tiene la vida...y vivir.

otiuMMaximus

- Charlie. Su pandilla. Hacen que uno quiera ser un marginado.
- El guión es sublime. Sólo un escritor (basado en la novela homónima de Stephen Chby) podría ser tan fiel al libro que inspira la película pero con las bondades y magia del celuloide. 
- La escena del túnel. Prueba en google y te sorprenderás de su popularidad... y la de su música, de un tal Bowie ;)

otiuMMenester

- Yelmo rescata a través del Urban Check y otros talones y portales de descuento sus entradas a 5,50 euros, mientras que Kinépolis Madrid está lanzando promociones puntuales a un precio de 6,75e cada localidad.
- Emma Watson, la eterna compañera y amante de Harry Potter, realiza una de sus mejores interpretaciones, que le han abierto de par en par varios proyectos en Hollywood.
- Quién diría que el joven Ezra Miller que aparecía en un par de capítulos de la segunda temporada de la serie "Californication" iba a consagrarse (Premio al mejor actor secundario por los Críticos de Boston) con un papel parecido, el de chico de instituto apartado de todo y todos.

Jesús Clemente Rubio