viernes, 31 de mayo de 2013

Leo: Newton no contó con 'Leo'


Gracias al bueno de Isaac Newton, sabemos que si la gravedad no existiera saldríamos disparados al universo. Lo que no descubrió es que si, en lugar de anularla, jugamos con ella, lo que se dispara es nuestra imaginación. Con sólo tres paredes y una maleta, el ingenioso Leo nos dejará una y otra vez boquiabiertos por la creativa puesta en escena que n
os invita a definir nuestro sueño, perseguirlo y, de la manera menos pensada pero que siempre estuvo ahí, alcanzarlo.
Porque la manzana no siempre cae, señor Newton.

Sobre el escenario, Leo se presenta en un minúsculo habitáculo ataviado tan sólo con una maleta. Piensa, discurre sobre cómo llegó allí... y quizá como escapar, hasta que comprende que lo mejor que puede hacer es matar el tiempo. 

Eso es lo que percibiríamos si nos fijamos única y exclusivamente en él, pero para eso se sitúa una cámara en otro ángulo y que da un enfoque diferente de las cosas, el loco, el que en ocasiones es necesario para tomar las decisiones más cuerdas. Y cuando uno cree que la escasez de elementos sobre el escenario no dará más de sí, Leo introduce música. Si esta comienza a cansar al espectador, enseguida surge el color. Y un sinfín de sorpresas más que no evitarán los murmullos del "qué bien hecho".

Setenta minutos hilados no sólo por las ocurrencias del excéntrico personaje sino también por una línea argumental que parte de una sencilla premisa -la necesidad de escape del ser humano-, profundiza en los miedos personales y concluye con una moraleja que mejor os dejo a la libre interpretación. Lo que está claro es que tanto fascinó la Ley de la Gravedad a Newton que no contó con la irreductible capacidad del ser humano de romper con toda regla y demostrar que, si existe una atracción todopoderosa en el universo, es la que sentimos hacia otra persona. Claro que eso es otra historia...

otiuMMaximus

- El derroche de ingenio del artista.
- La línea argumental.
- Espectáculo, aunque escaso, muy dinámico.

otiuMMenester

-¿Dónde? Teatro Circo Price, Ronda de Atocha, 35. 28012 Madrid. 91 527 98 65.
-¿Cuándo? ¡CORRE! Hasta el 2 de junio. Hoy a las 20:30 horas, mañana a las 18:30 y a las 21 horas y el domingo a las 19:30. ¡Aún quedan entradas!
-¿Cómo? En Metro, L1 (Atocha) y L3 (Embajadores y Lavapies). En coche, existe aparcamiento del recinto por precio único de 3 euros (C/Sebastián Elcano, 25), aunque en Ronda de Atocha o Ronda de Valencia quizá encuentres aparcamiento media hora antes del espectáculo.
-¿Cuánto? De 11 a 20 euros. Existen descuentos del 20% para menores de 14 años y mayores de 65 .

Jesús Clemente Rubio