miércoles, 3 de abril de 2013

Pato Laqueado de Pekín: Presume de comer en un chino


Son muchos y muy socorridos los restaurantes de supuesta comida china -uno investiga y se topa con que es más bien filipina- repartidos a lo largo y ancho no sólo de nuestro país, sino de todo el mundo. La cultura china se basa en instalarse en un país a golpe de aperturas y traspasos de negocios que van desde los clásicos "20 duros" hasta las tiendas de alimentación e incluso bares de tapeo, pero la base es y fue siempre el restaurante chino. Como en todas las materias, siempre hay alguien dispuesto a dar un paso más. Es el caso del restaurante "Pato Laqueado de Pekín" que, al igual que su homónimo de Pozuelo -es más, preferimos este segundo-, apuesta por elevar la calidad de cada uno de sus productos y el precio a costa de ofrecernos el mejor plato de este tipo que podéis degustar en la capital.

Cuando un restaurante dedica más de la mitad de la primera página de su carta a explicarte la elaboración de un plato, sin duda se trata del manjar estrella de la casa. Hay muchas formas de preparar el pato, pero basta un vistazo a la detallada explicación del laqueado para despertar el ansia a tu estómago y tu curiosidad. Si es así, no dudes en pedirlo pues no sólo satisfarán con creces tus expectativas culinarias -el sabor es extraordinario- sino que lo prepararan delante de ti a modo documental. Me sigue asombrando la facilidad con la que esta gente domina los palillos, por cierto.

La preparación del pato es excelente... aunque lo mejor viene después. ¡Devora!
Dicho ésto, digamos que la característica principal del pato es su piel crujiente y dorada que, aderezada con cebolla, pepino, salsas varias y envuelto en una especie de torta, resulta espectacular. Aviso para amantes del buen comer: el pato para dos incluye, además de lo anteriormente descrito, las "sobras" del pato -servidas en una especie de ensalada- así como la sopa, con lo cual tendrás tres comidas al precio de una. No pidáis más pues es más que suficiente, creedme. Lo notará vuestro buche y vuestro bolsillo (25 euros, dos pesonas).

El secreto está en la grasa
Incluso en el clásico 'arroz tres delicias'
notarás la diferencia con los típicos 'chinos'.
Otra de las cualidades más criticadas siempre por los asiduos de los restaurantes chinos es la grasa con la que cocinan. Salvo los "Wok" y, dicen, su cocina sin aceites, el resto de locales tienen el dudoso honor de empapar una servilleta que pongamos sobre la comida en apenas unos segundos. No es el caso del que hoy nos ocupa. Notarás en el clásico arroz tres delicias la diferencia, así como en cualquiera de los otros tipos -te aconsejamos el bañado en salsa de soja con gambas-, también en los Dim-Sum -empanadillas al vapor rellenas de ternera y cerdo, entre otros- y en los tallarines. Vamos, un chino con el aceite justo y el precio algo más elevado a cambio de muchísima más calidad. Así es el Pato Laqueado; un 'chino' 2.0, un 'chino' deluxe.

El local mezcla Oriente y Occidente
en pro del buen gusto.
Respecto del entorno, inmejorable ubicado casi en plena Plaza de Castilla. Respecto a las instalaciones, aunque desprenden esa inconfundible estética de los asiáticos tradicionales, goza de ciertos toques de la alta cocina occidental resultando en una fachada típica e interior atípico desde el punto de vista puramente chino. El guardarropa de la entrada es todo un acierto y el servicio, como no, eficaz, lo que permite ir sin reserva aunque en días puntuales y especialmente transitables no está de más una llamada previa.

Nuestro consejo: ve al de Pozuelo -el original "Pato Laqueado", a secas- y ve al que hoy te exponemos -con la coletilla "de Pekín". Te sorprenderás al comprobar que los "chinos" han dejado de ser tu opción más económica para convertirse en una de tus prioridades gastronómicas.



otiuMMaximus

- La preparación del pato ante tus ojos.
- El sabor de todos los platos.
- La relación calidad-precio.

otiuMMenester

-¿Dónde? Restaurante El Pato Laqueado. Calle de San Benito, 3. 28029, Madrid. 91 314 59 95.
-¿Cuándo? De L a D, Comidas de 11:30 a 16:30 y cenas de 19:30 a 00:00
-¿Cómo? En Metro, L10 (Plaza de Castilla) y en coche en la misma calle y colindantes puedes encontrar sitio.
-¿Cuánto? Pato laqueado para dos, arroz tres delicias y bebida por 36 euros. Y nos pasamos pidiendo.


Jesús Clemente Rubio