jueves, 25 de abril de 2013

Ernie´s Station: Hamburguesas, batidos y 'rock n´ roll'


McDonald´s, Burger King, Foster´s Hollywood, Friday´s, Peggy Sue, Tommy Mel´s.... la región está inundada de cadenas y franquicias de hamburgueserías, perritos y patatas fritas. La fast food ha conquistado nuestros corazones -esperemos que sólo en sentido figurado- hasta tal punto que las dos primeras han visto como les han salido competidores ofreciendo una carne de mayor calidad a casi idéntico precio y en un ambiente mucho más acorde a su temática. Aunque echaremos un vistazo a algunos de los anteriores hoy merece una mención especial Ernie´s Station, un local pegadito a la plaza de Ópera (Isabel II) que, sin desmerecer a la "M" amarilla y el King de las carnes, fue primerizo en esta moda de comida rápida más "sana", sabrosa y de mayor calidad. 

Y lo decimos con la boca tan grande como una de sus hamburguesas; mucho más ricas que cualquier McDonald´s de turno. Sí, es cierto que las del amigo Ronald las intentas hacer en casa y no resultan igual de ricas, pero también que a la hora y media de haberla engullido tienes hambre. Eso se debe a su bajo contenido en vitaminas y proteínas. Comida del momento, como todo lo que se lleva en esta sociedad, vaya.


Esta hamburguesa con queso Philadelphia era
tan grande que se hacía sombra a sí misma.
Así pues, en la estación de Ernie encontrarás hamburguesas que parten de los 8 euros con una carne más que jugosa, de las que se quedan en tu memoria y, lo más importante, en tu estómago, pues tu cuerpo quedará tan satisfecho como si hubieras comido en casa en condiciones. Las patatas, sin exceso de grasa, están espectaculares y la carne genial. Prueba un bocado antes de aderezarla con las clásicas salsas -o bien la barbacoa casera, deliciosa- y verás a lo que me refiero. ¿O es que acaso pensabas que en el típico burger le echan tantos ingredientes y salsas a los platos para un mayor gozo del cliente? Su tarea es tapar el sabor, o la carencia de éste, del "manjar".

Ya lo decíamos antes: el ambiente. Un restaurante triunfa por su comida casi tanto como por su ambientación. Quizá, junto a la apuesta por la calidad en los platos, sea este el secreto de la nueva hornada de hamburgueserías: el entorno. Bien podrían servir de escenario para una hipotética "Grease 3" -la segunda parte qué coñazo fue, por cierto-, ornamentándose con todo tipo de detalles roqueros de los 50´ que decoraban cada rincón de los dinner´s norteamericanos de la época, aunque con una fuerte dosis del rock más contemporáneo. 

'Ernie´s Station' combina el sabor y la ambientación de los 50´ con matices del rock más moderno.
Guitarras eléctricas, discos, sofás coloreados y llenos de estampados y rayas, música que sonó en tocadiscos y gramófonos... salvo los manteles estilo trattoria italiana -aquí han patinado-, todo vale para trasladarte a una época mágica del país yanqui. Sin olvidar sus batidos imposibles y sus postres estilo americano con brownies y tartas de la casa...¡Ouh yeah!

Un pequeño apunte que les diferencia de la competencia: su doble apuesta por la cocina americana, desde la citada estadounidense hasta la "tex-mex", con su plato estrella de fajitas de pollo y su enorme carta de cervezas con la Coronita como protagonista.

Cada rincón se tiñe de detalles de la época.
Y si quieres bajar la comida, desciende tú también al sótano del local, que se disfraza de pub enladrillado y con barra encajonada donde degustar cócteles de todo tipo, escuchar buena música y finalizar la velada con un poquito de charla y bailoteo, ¡que no todo es engullir!

Insisto, ni con mucho es tan conocido como el Tommy Mel´s o el, en nuestra humilde opinión, todopoderoso Peggy Sue´s (¡qué sabor!) pero es digno de señalar y ensalzar aquél que, situado frente a los "Whopper o McCaminos", eligió hacer el suyo propio vacío de colesterol y repleto de detalles y calidad. Quizá vuestro bolsillo no lo agradezca -aunque resulta poco más caro- pero, sin duda, vuestro corazón lo hará. 

otiuMMaximus

- Reivindicación nutritiva de las hamburgueserías.
- Protagoniza "Grease" y pide un soberbio batido.
- Despídete de los clásicos fast food.

otiuMMenester

-¿Dónde? Calle Las Fuentes, 10. 28013, Madrid. Pegado a la Plaza de Ópera.
-¿Cuándo? 
-¿Cómo? En Metro, L2 (Ópera). En coche, trata de aparcar por las colindantes al local o bien a la Plaza de Isabel II.
-¿Cuánto? Plato, bebida y postre por 17 euros, aunque os recomendamos un plato y bebida por persona y el postre para compartir (total: unos 30 euros). Más que suficiente para cenar, por ejemplo.

Jesús Clemente Rubio