jueves, 21 de marzo de 2013

Museo de Dibujo e Ilustración ABC: Ilustrar el pasado es dibujar el presente


Nos gusta dibujar. Imagino multitud de niños que no sepan por dónde empezar con su primera consola; apuesto a que muchos contarán con poca o ninguna destreza con un balón en los comienzos e incluso un simple muñeco será un compañero más de guardería, con la salvedad de que éste es completamente inerte. Ahora dadles a esos niños lápiz y papel, y veréis la magia que encierra desde la mente más infantil e inocente, hasta la adulta y retorcida. Unos cuantos trazos hablan por nosotros, y ABC, pese a representar la prensa escrita desde hace más de un siglo, bien sabe que las imágenes despiertan lo que no hacen las palabras.
De ahí la idea del Museo de Dibujo e Ilustración ABC, de ahí la exposición "Portadas", dos mil para ser exactos, que recorren los primeros 45 años de vida del suplemento "Blanco y Negro". Y nueve lustros dan para dibujar muchas cosas.


Estamos, pues, ante una clase magistral de Historia (Universal y Española) a través de unos cuantos bocetos, portadas de un suplemento que comenzó su andadura en 1891 y finalizó en el año 2000.

También dos millares son las portadas que encontraremos en la muestra, no así toda la vida de "Blanco y Negro", ya que insistimos en que se trata de sus primeros 45 años de vida, justo hasta el comienzo de la Guerra Civil Española (1936). Cabe mencionar el excelente aprovechamiento de espacios del que goza un edificio que, desde su construcción en 1900 como primera fábrica de Mahou, ha experimentado una profunda reforma estética, vanguardista pero respetuosa con la tradición. Aunque desde fuera puedan asustar sus enormes paneles romboides, prueba a entrar. Te sorprenderá.

Así terminó el XIX, así empezó el XX
Personajes ilustres, hechos notables y de extrema relevancia o acontecimientos imposibles de ignorar. Son numerosas las noticias merecedoras de ocupar la primera plana de un suplemento con carácter semanal, más si cabe y tenemos en cuenta que hablamos de una época repleta de cambios sociopolíticos y económicos, entre otros. En otiuMMadrid hemos comenzado por algo entretenido; localizar aquella portada cercana o coincidente con el nacimiento de nuestros abuelos, por ejemplo. Es tan curioso comprobar en qué contexto nacieron los responsables de que estemos aquí...¡quizá nos avergoncemos de tanta queja y asombremos de tamaña lucha la de ellos!
El tiempo le dio la razón a la vaticinadora primera portada.

No dudéis en echar la vista un poco más atrás y encontrar la mejor anécdota de la exposición: durante su primer año de existencia -1891-, la publicación acogió idéntica reproducción de un cuadro del pintor Ángel Díaz Huertas en la página más importante. Sólo variaba la hoja de calendario que dejaba claro ante qué número nos encontrábamos. Contra todo principio periodístico -como la novedad-, "Blanco y Negro" ofrecía una y otra vez la imagen del triunfo del rol de la mujer, al mando de un carruaje tirado por insectos alados que sobrevolaban y despegaban de la siempre limitada tierra. De esta forma, vaticinaron la llegada de vientos de cambio en la información y, de paso, hacían un guiño a la creciente demanda femenina de mayor presencia en la sociedad.

Y llegó el cambio
¿Por qué ese personaje o hecho? Descubre
lo más importante de aquellos 45 años.
En 1892, con buena parte del trabajo de introducción e inmersión hecho, se optó por la variación semanal de la portada. Es ahora cuando la mente de los dibujantes más brillantes tenía que dar lo mejor de sí no sólo para ilustrar con acierto y suficiente calidad, sino también para recoger en una humilde página el hecho más relevante de los últimos siete días. Y es aquí donde es menester ensalzar la ya tercera fase de la exposición: la primera, la investigación de nuestros antepasados. La segunda, el análisis de aquél primer año. La tercera y más laboriosa, al igual que la elaboración de aquéllas, el recorrido histórico a través de las portadas.

No queremos desgranar lo que allí encontrarás -bastante ya con la mujer y el carruaje-, pero has de saber que pese a tener un ojo inexperto en la materia -como nosotros-, serás capaz de identificar los cambios en la técnica, trazos y dibujos que, fuera casualidades, están más que apegados a la actualidad que reflejaban. Después de la Gran Guerra, por ejemplo, la ruptura es lenta pero patente en un intento de olvidar las desgracias que entonces acaecieron.

En definitiva, estamos ante todo un experimento sociológico reunido en una corta pero intensa exposición que, de paso, nos refresca la memoria sobre lo crucial de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. "Portadas" quizá no recoja todo lo que ocurrió pero, te aseguramos, sí se hace eco de aspectos relevantes y que configuraron lo que fue la sociedad posterior y, por ende, quiénes somos nosotros. Si no crees en el dibujo como fiel reflejo de la realidad, prueba a dibujar algo en cuanto termines esto. Probablemente sea algo parecido a lo que recogería la portada de tu vida en la última semana.


otiuMMaximus

- Medio siglo a través del dibujo.

- La arquitectura del museo.
- Otras exposiciones como las que tratan sobre Delibes o el mundo del cómic. Hasta el 31 de marzo.

otiuMMenester


- ¿Dónde?  Museo ABC. Calle de Amaniel, 29. 28015 Madrid. 91 758 83 79. www.museoabc.es
-¿Cuándo? Del 21 de marzo al 09 de junio de 2013.  M a S de 11 a 20 horas. D de 10 a 14 horas. L cerrado.
-¿Cómo? Metro L2 y L4 (San Bernardo), L3 (Ventura Rodríguez) y L10 (Plaza de España), aunque hay que andar un poco. En coche, puedes intentar aparcar en la misma calle o en cercanas, como Conde Duque.
- ¿Cuánto? Entrada Gratuita.


Jesús Clemente Rubio