lunes, 18 de febrero de 2013

Cuando George Clooney se quedó de piedr...cera al conocerte

mejores-y-peores-figuras-museo-cera-madrid-

Seas o no gato, ni siete vidas darían para conocer a todos los famosos del mundo -no confundir con los "famosetes" de usar y tirar frutos de shows televisivos-. Sin embargo, existe un museo que va camino de ofrecernos medio millar de personalidades en un puñado de metros cuadrados. O al menos sus réplicas.
El Museo de Cera de Madrid cifra en 450 sus personajes, algunos con más de 40 años de vida (fue inaugurado en 1972). Sin embargo, la edad es un factor despreciable para los que aquí habitan, pues ni el tiempo ni las circunstancias hacen mella en su aspecto y logros. Echa un vistazo a la historia de España, el cine, la música y un sinfín de materias más y sorpréndete con las cada vez más logradas ambientaciones y esculturas de cera
.


Una clase de Historia
La sala Al-Andalus es magnífica.

El empleado que te dé la bienvenida al museo será el último contacto que tengas con el siglo XXI hasta la hora y media, aproximadamente, que tardes en topar con alguna personalidad o personaje de años recientes. Aníbal  entre otros custodian el primer pasillo, que conduce a una evocadora recreación del Al-Andalus árabe y la posterior Reconquista y reyes que sucedieron a los Católicos. Así, hasta la actual Casa Real y vigentes Jefe de Estado y presidente del Gobierno, respectivamente. Ya sea por la clase de Historia o por la constante actualización de contenidos -Del Bosque ha sido la última incorporación-, el Museo merece la visita.

Letizia, favorecida.
Urdangarín, ni rastro.
Hay espacio para las anécdotas en este sentido, claro. Ni rastro de los yernos de D. Juan Carlos en favor de una Letizia Ortiz presentada codo con codo con Sus Majestades. Es más, Urdangarín está casi metido con calzador en la galería de deportes -ataviado con ropa de calle- y haciendo las labores de sujetapuertas. Tan triste como su situación real. Una vez más, chapó para el museo por estar al tanto de lo que ocurre fuera de sus muros.

¿Os imagináis tanto talento junto en un mismo café? Ya hablaremos del Café Gijón...


De las glorias deportivas
El Real Madrid y, por supuesto, la Selección Española ocupan un lugar de honor en una galería que inician los inventores. El mejor club del siglo XX y el combinado nacional de tres Eurocopas y un Mundial, respectivamente,  bien lo merecen. El cine y la música los suceden con entornos de notable diseño y detalle: el Oeste con Clark Gable y Clint Eastwood, entre otros, invitan a la fotografía contigo sentado al lado de un agotado James Dean. En este apartado hay que aprovechar para abrir capítulo sobre los "bien y mal hecho" que saldrán por tu boca o bien esperas oír acerca del museo. Y es a estas alturas de la reseña porque el citado Eastwood es, sencillamente, lamentable. 

Seguro que con James Dean y Clark Gable
el Oeste es un lugar menos salvaje.
Así que sí, toparás con un Justin Bieber que bien puede ser el muchacho de "Cuéntame cómo pasó" de pequeño (situado justo enfrente de él, por cierto), Keira Knightley desfigurada y con algún kilo de más -no es difícil dada la extrema delgadez de la actriz- y así hasta una docena de obras que necesitan una revisión. 
Claro que, con permiso del Madame Tussaud de Londres, todo museo de cera firmaría por suspender en 12 de cada 450 obras. Porque la lista de "clavados" es inmensa: Brad Pitt y George Clooney a la cabeza, escritores que atestan un café clásico, inventores, escultores, pintores, descubridores, cantantes... Te prometemos que la valoración final será más que positiva y las malas réplicas quedarán en simples y hasta graciosas anécdotas -¡en serio, Eastwood es penoso!-.

El cuadro de Goya reproducido
 fielmente en cera.
Dos trenes y un destino
El horror inunda los dos trenes que acoge el museo. Te puedes montar en uno de ellos, en el otro desearás no hacerlo nunca. Porque si bien el primero recuerda a la clásica atracción de feria donde la bruja salía con su escoba a  golpear a los niños atrapados en los vagones, el segundo ofrece una espeluznante visión del crimen del Expreso de Andalucía, sobre el que te contaremos poco para no revelarte lo que allí encontrarás. Sólo decirte, como anécdota, que el servicio de limpieza del museo temía subir al principio a la planta que alberga tan terrorífica historia, junto a una colección de asesinos en serie y salas de torturas de La Inquisición. Disfrutarás con la visita, lamentarás los hechos.

Desde los campos de Castilla, Don Quijote
divisa a su creador, Cervantes.
Con todo ello, el Museo de Cera es, más que un viaje por la alfombra roja de toda clase de personalidades y personajes históricos, un viaje en el tiempo y los espacios de la mano de sus protagonistas y entornos. Si añades la audioguía o los paneles informativos que se suceden en el recorrido, el conjunto se convierte en una completa clase didáctica sobre lo que y el quién del mundo y nuestro país.  Y quizá te suceda como a nosotros y, en un momento de la visita -en nuestro caso al observar la soledad creativa de D.Miguel de Cervantes Saavedra-, te pares a pensar sobre la fugacidad del tiempo. Lástima que la eternidad sólo esté reservada a las réplicas de los allí presentes y, consolémonos, a sus obras en vida. 

otiuMMaximus

- El repaso ceroso a la historia española.
- George Clooney, sólo le falta decir "Nespresso, what else?"
- Recreaciones como la del Expreso de Andalucía o el Oeste.

otiuMMenester

-¿Dónde? Paseo de Recoletos, 21. 28004, Madrid. www.museoceramadrid.com
-¿Cuándo? De L a V de 10 a 14:30 horas y de 16:30 a 20:30 horas. S, D y festivos 10 a 20:30 horario ininterrumpido.
-¿Cómo? En Metro, línea 4 (Colón, acceso directo desde el Metro). En coche, intenta aparcar por las calles colindantes a Génova y Alonso Martínez. También hay varios parking por la zona.
-¿Cuánto? 17 eur. adultos, 12 mayores y niños. Oferta exclusiva de Internet para parejas, 25 euros. En www.urbancheck.com encontrarás un cupón 2x1 válido de lunes a viernes y hasta el 28 de febrero, ¡date prisa!

Jesús Clemente Rubio